Maria Pinel / U.S. Army
Maria Pinel / U.S. Army

 

 

Cientos de agentes policiales de Honduras se negaron este lunes a reprimir las manifestaciones del pueblo, que denuncia un fraude en las elecciones del 26 de noviembre, que apuntan a la reelección de Juan Orlando Hernández como presidente.

En resumen:

  • El TSE todavía no proclamó al ganador de la contienda del 26 de noviembre, que ha generado denuncias de fraude, manifestaciones y protestas.
  • De acuerdo al sitio web del organismo, el presidente Juan Orlando Hernández obtuvo el 42,98% de los sufragios y Salvador Nasralla el 41,39%
  • La noche del pasado viernes se implementó un toque de queda por 10 días ante las manifestaciones populares que denuncian un presunto fraude cometido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

¿Qué pasó?
Grupos de policías de Honduras se negaron este lunes a reprimir las protestas que desafían el toque de queda decretado por el gobierno y expresaron su incomodidad ante la crisis política que vive el país por la demora de los resultados de las elecciones presidenciales de hace más de una semana.

Un grupo de élite denominado “Cobra” y la escala básica de la Policía Nacional (PN) anunciaron su rechazo a actuar contra los manifestantes en las calles.

 

“En estos momentos estamos de brazos caídos, para manifestar nuestra inconformidad por lo que está pasando a nivel nacional. Nosotros somos pueblo y no nos podemos estar matando con el propio pueblo, nosotros tenemos familia”, dijo a periodistas un portavoz de los policías con el rostro cubierto.

 

Cientos de vecinos llegaron hasta el lugar para aplaudirles e incluso algunos portaban pancartas con leyendas como: “Amo a la policía”.

“Lo que exigimos es que haya paz, que se resuelva ya este problema y que no haya más muerte, más sangre”, exigió un oficial en alusión al conflicto por los sufragios, citado por la agencia francesa AFP.

Vía BBC