trump
Gino Santa Maria / Shutterstock.com

 

 

La Casa Blanca afirma ahora que tres de cada cuatro terroristas condenados en EE UU nacieron en el extranjero. Trump usa el terrorismo para atacar a la inmigración y endurecer las leyes de acogida.

En resumen:

  • Tres de cada cuatro condenados en EE UU por terrorismo desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 han nacido en el extranjero.
  • En la Casa Blanca su primer gesto fue imponer un severo veto, cuya formulación final afecta a Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad y Corea del Norte, y en menor medida, Venezuela.
  • Su meta, aplaudida por sus votantes, es reformular el núcleo de la legislación migratoria.

 
¿Qué pasó?

La Casa Blanca continua con su estrategia de promover mayores controles migratorios en parte haciendo énfasis en la supuesta naturaleza extranjera del terrorismo que amenaza a EEUU.

Este martes se presentó un informe en el que destaca el peligro de terroristas extranjeros y hasta la supuesta incidencia de los venidos de fuera en la violencia de género en el país.



El informe aporta munición a la artillería del gobierno contra el sistema de reunificación familiar previsto en las leyes migratorias, al que han calificado como “inmigración en cadena”, o el sistema de Lotería para la Diversidad de Visas, conocido como Lotería de Visas.

En el trabajo hecho conjuntamente por el Departamento de Seguridad Nacional y el de Justicia por órdenes de la Casa Blanca en marzo pasado, tras la promulgación de la orden ejecutiva que buscaba impedir la inmigración de ciudadanos de un grupo de países de mayoría musulmana, se asegura que casi el 70% de las personas que han sido condenadas por crímenes relacionados con terrorismo internacional entre 2001 y 2016 fueron extranjeros que ingresaron legalmente a EEUU.

Vía Univision