Chess Ocampo / Shutterstock.com
Chess Ocampo / Shutterstock.com

 

 

La decisión de Gonzalo Curiel, del Distrito de San Diego, no implica que el muro se construya de inmediato porque el gobierno aún necesita la aprobación de los recursos en el Congreso.

En resumen:

  • Un juez estadounidense, criticado por el presidente Donald Trump por su ascendencia mexicana, falló este martes a favor del gobierno.
  • Juez Gonzalo Curiel mantuvo exenciones ambientales para la construcción de prototipos para la estructura y para el reemplazo de 28 kilómetros de la actual cerca fronteriza.
  • La credibilidad de Curiel estuvo en la mira de Trump en 2016, cuando dijo que su ascendencia mexicana lo hacía parcializado contra el entonces candidato presidencial en una demanda por fraude.

 
¿Qué pasó?

El juez mexicoamericano Gonzalo Curiel, que en 2016 afrontó duros ataques del ahora presidente Donald Trump, emitió este martes un polémico fallo que facilita el camino hacia la construcción de su prometido muro fronterizo, al permitir que la Administración recurra a exenciones ambientales para acelerar el proyecto.

Curiel presidió el caso de una demanda entablada por California y grupos ecologistas, que acusaron al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de saltarse normas de protección ambientales para iniciar la construcción de un muro a lo largo de varios tramos en la frontera sur.



El Departamento argumentó en su momento que tenía autoridad legal, bajo ciertos estatutos federales, para obviar revisiones ambientales y proceder a la construcción de barreras en un tramo de San Diego, intentando mejorar la vigilancia de la Patrulla Fronteriza.

Curiel le dio la razón al DHS, en un documento de 101 páginas, al explicar que la agencia federal sí tiene autoridad para emitir exenciones para acelerar la construcción de infraestructuras que considere necesarias en la frontera.

Vía La Opinión