Frontpage / Shutterstock.com
Frontpage / Shutterstock.com

 

 

Cuatro policías del municipio de Tecalitlán, en el occidental estado mexicano de Jalisco, fueron detenidos tras confesar que entregaron a miembros del crimen organizado a los tres italianos desaparecidos el 31 de enero.

En resumen:

  • Salomón “N”, Emilio “N”, Fernando “N” y Lidia “N” son acusados del delito de desaparición forzada de personas.
  • Los policías detuvieron primero a Raffaele Russo, el mayor del grupo, y horas después a Antonio y Vincenzo cerca de la gasolinera de Tecalitlán.
  • El fiscal precisó que ninguno de los extranjeros llegó a la cárcel municipal, porque se trató de una operación coordinada “con el crimen organizado”.

 
¿Qué pasó?

Los tres italianos desaparecidos en México fueron entregados por policías de Tecalitlán, Jalisco, a un grupo criminal que les pagó alrededor de $53 dólares denunció la familia de las víctimas.

“Los policías de México por 53 dólares de m … han vendido a tres compatriotas, 53 dólars, ¡una vergüenza inaudita!”, acusó furioso Francesco Russo ante el noticiero GR3 de la radio pública italiana Rai y sin aclarar cómo recibió esa versión.

Francesco es hijo de Raffaele Russo, hermano de Antonio y tío de Vincenzo Cimmino, desaparecidos desde el 31 de enero en Jalisco.



El sábado, la Fiscalía de Jalisco anunció la detención de cuatro policías de Tecalitlán -tres hombres y una mujer- por entregar a un grupo criminal los tres italianos originarios de Nápoles, a quienes aún trata de localizar.

Sin aclarar a qué banda fueron entregados ni las razones, la dependencia estatal señaló que a los cuatro agentes se les acusa del delito de desaparición forzada y podrían recibir una pena de 40 años de prisión.

Vía La Opinión