commons.wikipedia.org
commons.wikipedia.org

 

 

El gobierno de Estados Unidos pone fin al programa TPS de protección temporal para inmigrantes de Nicaragua y mantiene el suspenso para los de Honduras.

En resumen:

  • El TPS ampara de la deportación y concede permisos de trabajo a unos 60,000 centroamericanos indocumentados.
  • La medida fue confirmada este lunes por el Departamento de Seguridad Nacional.
  • Para Nicaragua, cuando acabe la última extensión el próximo 5 de enero de 2018, habrá un período adicional de 12 meses, hasta el 5 de enero de 2019.

 
¿Qué pasó?

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció este lunes el fin del Estatus de Protección Temporal (TPS) de Nicaragua y una prórroga automática por otros seis meses para Honduras, sobre la cual aún no han tomado una decisión definitiva.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

Con respecto a Nicaragua, una vez se termine la última extensión el próximo 5 de enero de 2018, habrá un período adicional de 12 meses, hasta el 5 de enero de 2019, para permitir un regreso ordenado al país centroamericano de los cerca de 2,500 inmigrantes indocumentados beneficiados, o para que durante ese tiempo puedan regularizar su permanencia por cualquier vía legal.



El DHS informó que las condiciones que motivaron el TPS en 1999 en Nicaragua ya mejoraron lo suficiente como para cancelar el programa humanitario.

La cancelación del TPS, si finalmente aplica también a Honduras tras la nueva prórroga, coloca a unos 60,000 inmigrantes sin papeles al borde de la expulsión de Estados Unidos, puesto que muchos beneficiarios cuando recibieron el amparo tenían órdenes finales de deportación.

Vía Univision