Trump
Nicole S Glass / Shutterstock.com

 

 

El presidente de EEUU rechaza haber empleado el término “países de mierda” y echa más leña al fuego de la negociación migratoria dando por muerto el DACA.

En resumen:

  • Donald Trump negó las acusaciones de racismo en su contra por haber dicho supuestamente que El Salvador, Haití y naciones africanas eran países “de mierda”.
  • El gobierno estadounidense ha estado retirando el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a personas de varias nacionalidades que actualmente viven en el país.
  • Trump también se refirió al cierre del gobierno que sucederá si demócratas y republicanos no se ponen de acuerdo para aprobar el presupuesto antes del viernes, cuando vence el plazo para hacerlo.

 
¿Qué pasó?

El pasado jueves, el presidente de los EE UU se refierió a Haití, El Salvador y varios países africanos como ” sitios de mierda” ( shithole, en inglés) en una reunión bipartidista en la que se discuten políticas migratorias y pidió que se traigan al país más noruegos, según varios testigos presentes.

El domingo, sin embargo, el presidente Trump dijo “No soy racista” a un grupo de periodistas en West Palm Beach, después de que un reportero de Florida le preguntó directamente si lo es. “Soy la persona menos racista que has entrevistado”, añadió.



Trump también se refirió al cierre del gobierno (“No sé si habrá un shutdown, no debería haberlo”), que sucederá si demócratas y republicanos no se ponen de acuerdo para aprobar el presupuesto antes del viernes, cuando vence el plazo para hacerlo. Este acuerdo está condicionado a la inmigración, concretamente encontrar una solución para el programa DACA, que protege a algunos inmigrantes traídos a Estados Unidos de niños.

Vía Univision