General John Kelly
a katz / Shutterstock, Inc.

 

 

El exgeneral John Kelly, jefe de gabinete de la Casa Blanca y antiguo secretario de Seguridad Nacional, presionó a su sucesora en el cargo, Elaine Duke, para que acabara con el Estatus de Protección Temporal (TPS) que permite residir y trabajar en EEUU a unos 86.00 hondureños.

En resumen:

  • El Estatus de Protección Temporal (TPS), ayudó a que miles de nicaragüenses y hondureños vivieron al amparo de una orden humanitaria que les permitió establecerse en Estados Unidos.
  • Donald Trump ordenó recientemente la anulación del TPS para al menos 5,000 nicaragüenses, al tiempo que postergó, hasta julio, una decisión para el destino de 86,000 hondureños.
  • La secretaria interina del DHS Elaine Duke resistió presiones del jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, para que terminara con la protección migratoria

 
¿Qué pasó?

El pasado lunes, la secretaria interina del DHS, Elaine Duke, dio por terminado el programa TPS e informó que daba 12 meses para organizar la situación de miles de nicaragüenses en EEUU. En el mismo anuncio, Duke dijo que para tomar una decisión sobre el status de los cerca de 57,000 hondureños que están bajo ese programa necesitaba “obtener más información”, por lo que prorrogó por seis meses la protección migratoria.

Este jueves, The Washington Post publicó un artículo en el que asegura que la decisión de Duke fue tomada después de cierta presión ejercida por el actual jefe de Gabinete de la Casa Blanca John F. Kelly, quien antes de ocupar su actual puesto manejaba el DHS y era el jefe de Duke.



El periódico, afirma que Kelly presionó a Duke para que “expulsara” a los hondureños también, algo que la secretaria interina se negó a hacer y consideró -según el reporte- que se trataba de “una intrusión política impulsada por Kelly y Tom Bossert, el asesor de seguridad interna de la Casa Blanca”.

Vía Univision