TFoxFoto / Shutterstock.com
TFoxFoto / Shutterstock.com

 

 

El hecho ocurrido este domingo en una iglesia bautista de Sutherland Springs, al sureste de San Antonio, también dejó decenas de heridos. El sospechoso, identificado como Devin Patrick Kelley de 26 años, murió —aún no se sabe exactamente en qué circunstancias— mientras intentaba escapar.

En resumen:

  • Un tiroteo en una iglesia en Sutherland Springs, Texas, ha dejado este sábado 26 víctimas mortales y una veintena de heridos.
  • El tirador, que resultó muerto durante la persecución, ha sido identificado como un joven de 26 años llamado Devin P Kelley.
  • El Departamento de Seguridad Público de Texas asegura también que entre las víctimas hay niños y personas mayores.

 
¿Qué pasó?

Un tiroteo se registró este domingo en una pequeña iglesia bautista ubicada en Sutherland Springs, en el condado de Wilson, en el sureste de San Antonio, Texas. “Aunque el número puede cambiar, por el momento se confirman 26 muertos (…) Esta es la peor masacre ocurrida en el estado”, dijo en conferencia de prensa el gobernador del estado, Greg Abbott.

Las autoridades detallaron que 23 personas murieron dentro de la iglesia y dos fuera. Otra víctima fue transportada a un centro de salud y falleció momentos después. Las edades de las víctimas oscilan entre los 5 y los 72 años.



En su primera declaración sobre el tiroteo, el presidente Donald Trump, que se encuentra de viaje en Japón, achacó a una cuestión de “salud mental” este nuevo suceso de un ataque con armas contra civiles en el país.

 

“Tenemos un montón de problemas de salud mental en nuestro país, pero no es una situación imputable a las armas”, afirmó en rueda de prensa en Tokio, primera escala de su gira por Asia.

 

El sospechoso del tiroteo fue encontrado muerto en el condado de Guadalupe, justo al norte de Wilson, mientras intentaba escapar. Aún no está claro si se suicidió o fue herido. El atacante ha sido identificado, como Devin Patrick Kelley de 26 años.

Vía Univision